Pasión renovada para un nuevo proyecto

Este es uno de esos post que cuesta un poco más escribir. Es algo así como la víctima de una pelea entre mi lado más cuadrado, ese con formato de hoja de cálculo que, para que engañarnos, de momento es el lado más fuerte, y mi otro lado más libre. Uno que conozco menos pero que empiezo a valorar mucho y a disfrutar. El de desaprender, el de conocer otras formas de hacer, el más creativo y por qué no, un poco caótico.

Emprender con pasión… que bien suena. Debe ser la edad y seguramente la experiencia, sobre todo la que llevo viviendo desde que decidí emprender, pero cada vez tengo más claro que se trata de hacer lo que te gusta, lo que te apasiona.

Así entonces, con esa pasión incontrolable que fluye de mí de manera natural haga lo que haga, pero con la ilusión de canalizarla hacia iniciativas que me lleven a ese sitio donde quiero estar, os presento formalmente mi nuevo proyecto profesional como consultora artesana en innovación social.

Por si os apetece conocer más sobre la consultoría artesana, en KBidasoa podréis encontrar información interesante.

En cuanto a la razón por la que he decidido poner el foco en la innovación social, es sencillo: Es un nuevo marco de acción que ofrece un ámbito de actuación en el que desarrollar acciones para la mejora de nuestra comunidad y siempre por, para y con las personas,  que son la clave de todo lo que quiero hacer.

Con muchísima ilusión empiezo este nuevo viaje. No sé dónde me llevará. Pero ya no tengo miedo, porque estoy segura de que vaya donde vaya, será un viaje fascinante y eso es lo que me preocupa ahora: Aprender y disfrutar del trayecto.

Alcanzar esta parte del camino era un objetivo, pero lo que viene ahora si que pinta intenso, interesante y por lo tanto muy motivante para mí. Llegar hasta aquí ha sido más fácil gracias a personas y proyectos que elegí y que hoy quiero reconocer porque acerté, y ha sido en parte debido a estas personas que hoy escribo este post, que me siento así de ilusionada y que miro hacia lo que viene casi sin poder esperar a vivirlo:

Sergio Montero o (Mr. Please) desde su estudio gráfico de diseño educado «Por favor»  puso su mente hipercreativa y sus habilidades diseñadoras a trabajar para mi demanda exigente (y casi imposible de satisfacer…) de identidad corporativa. Espero que a vosotra/os y a él os guste. A mí me chifla.

En 3yMedia Comunicación Digital he encontrado una asesoría para desarrollar mi plan de medios digital que no esperaba. Probablemente por pura desinformación pero reconozco que me costaba valorar la importancia que ahora sé que tiene manejar este aspecto de cualquier proyecto emprendedor con profesionalidad. Otra cosa es que Pablo Moratinos esté un poco zumbado y que trabajar con él sea siempre muy divertido (aunque no me deje hacer mosaicos…).

Soy de esas que nunca se ve bien en las fotos. Extrovertida pero tímida en cuanto a “ser el centro”. Pero en este caso había que encontrar la manera, y que fácil lo hace todo Esti Ortolaiz de Estitxu Ortolaiz Argazkilaria. Deseando seguir colaborando con ella en lo que sea.

Y ese video… Imaginaréis que para mí representa mucho más que un complemento de la página web. Buscábamos humanizar la presentación de mis servicios pero crearlo se ha convertido en un revulsivo que me ha hecho recordar lo afortunada que he sido durante mi vida y específicamente mi trayectoria profesional, en cuanto a las personas que me he ido cruzando. Tanto cariño merece mención en un post aparte. Gracias a Vero Martínez e Iñaki Ugartemendia de Reflejo Pilomotor compañera/os infatigables y apoyo incondicional, además de excelentes profesionales que cuentan tu historia siempre desde el corazón.

Me apetece mencionar también a mi colega  Alberto Barbero, consultor artesano, facilitador y coach, y junto a Pablo,  compañeros de otro de los proyectos imprescindibles por el impulso claro que ha supuesto para llegar hasta aquí: KBidasoa CONSULTORÍA ARTESANA. Alberto es un referente y para mí representa la profesionalidad, el rigor y la perseverancia. Puede que él no lo sepa pero valoro mucho su apoyo constante y en momentos clave de este proceso han sido sus palabras las que me han hecho reflexionar y avanzar.

Gracias a este grupo de bidasotarras emprendedora/es. Muestra clara de lo que se está cociendo en nuestra comarca y de ese potencial aún un poco oculto que mucha/os queremos poner en valor.

Llegar a este nuevo punto de partida ha sido duro y difícil. Para una adicta al control como yo es complicado lidiar con esas circunstancia de la vida que precisamente no se pueden controlar. Pero ya está, otra lección aprendida. Ahora toca continuar, con heridas cicatrizando, pataleando de vez en cuando, pero continuar siempre hacia delante.

Y no puedo terminar este post sin también dar las gracias desde lo más profundo de mi ser a quienes habéis formado parte de mi vida en este trozo  del camino con tantas curvas, de noche, granizando… ya me entendéis. Una de las pocas cosas buenas que tiene la adversidad es que te deja saber quien es tu gente. Gracias por quererme siempre.

Hace unos meses mi aita me preguntó que me gustaría hacer si tuviera mucho dinero. No dudé en responder que exáctamente lo que estoy haciendo ahora. Así de sencillo era él en sus lecciones de padre, no le costó mucho hacerme ver que a pesar de los miedos y las dudas estaba apostando fuerte pero bien.

Ahora toca seguir trabajando más que nunca. Y que ganas de seguir…