Hoy se celebra el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. Por desgracia una fecha necesaria para denunciar el horror que sufrimos millones de mujeres a diario sin importar origen, lugar de residencia, condición u otro tipo de criterio social, cultural o económico que se nos ocurra.

 

Los datos del horror

Esta infografía de ONU Mujeres nos ofrece los datos más relevantes de la situación actual presentándonos el problema como una “pandemia mundial”. Entre otros:

. “En todo el mundo, una de cada tres mujeres, ha sufrido violencia física o sexual, principalmente por parte de un compañero sentimental”.

. “ En la Unión Europea, entre el 45 y el 55 por ciento de las mujeres han sufrido acoso sexual desde los 15 años de edad”.

. “133 millones de niñas y mujeres…se han visto sometidas a la mutilación genital…”

. En lo que llevamos de año la iniciativa feminicidio.net recoge “93 feminicidios y otros asesinatos de mujeres cometidos por hombres en España…”

Y así podríamos seguir y seguir con datos e historias desgarradoras que seguramente mientras lees este post se están repitiendo. ¿Es esta la sociedad en la que quieres vivir?

 

La lucha

Entiendo que nos cueste asimilar que convivimos cada día con hombres que practican los niveles más explicitos del terrorismo machista como el abuso sexual, la agresión física, la violación, las amenazas e insultos, …. el asesinato (que lo hacemos, no te quepa duda).  Pero ¿qué sucede con otros niveles más invisibles que normalizamos? ¿Cuántas veces te ha tocado ver de cerca en alguna pareja que conozcas humillaciones sutiles, actitudes y comentarios desvalorizadores, desprecios, chantajes emocionales y otras actitudes de este estilo? Y ya ni te cuento si hablamos de humor, publicidad o lenguaje  sexista. A la orden del día y totalmente integrados en nuestro día a día. No te equivoques, todo contribuye, todo.

Sé que no es lo mismo hacer un chiste machista que matar a una mujer. Pero yo elijo no tolerar ninguno de los factores que influyen en este sistema que nos está matando. ¿Tú?

La violencia de género es problema de toda/os. La violencia de género también es tu problema.